Ser madre sustituta

Ser padres de intención
01/07/2018
Profesionales necesarios
02/07/2018

Ser madre sustituta

La gestante o madre sustituta es la mujer que se ofrece a gestar al bebé de otra persona o pareja en el proceso de gestación subrogada. Coloquialmente se le conoce como madre sustituta, madre subrogada, madre suplente o madre de alquiler, pero es importante destacar que estos conceptos son erróneos, ya que en ningún caso será la madre del futuro bebé.

Aunque cada país marca sus condiciones para aceptar o no a una mujer como gestante o sustituta, existen una serie de condiciones generales que comentamos en este artículo.

Condiciones generales

Para poder actuar como sustituta o gestante subrogada en el proceso de gestación subrogada, es necesario cumplir una serie de requisitos básicos:

  • Tener más de 18-20 años y menos de 40.
  • Haber pasado por un embarazo y parto de un hijo propio sin complicaciones.
  • Tener al menos un hijo propio
  • Gozar de una buena salud
  • Estar emocionalmente preparada para la subrogación

Éstas son las principales condiciones exigidas a las mujeres que quieren ser sustitutas, aunque es posible que en algunos países se establezcan otros requisitos más específicos.

Por ejemplo, hay lugares en los que si la candidata a gestante está casada, se solicita el consentimiento del marido. También se suele requerir que la sustituta no tenga antecedentes penales o policiales por delitos.

Perfil de la gestante o sustituta

Teniendo en cuenta los requisitos que hemos comentado, podemos decir que el perfil más común de una gestante es una mujer de entre 20 y 35 años, madre de al menos un hijo, sana, sin antecedentes penales y con actitud solidaria.

Generalmente, las mujeres que quieren ser gestantes trabajan, aunque también hay quienes son amas de casa. En cualquier caso, es importante que tengan un nivel de vida medio y que por tanto, no se sometan a este proceso por mera necesidad económica.

Por otro lado, es fundamental que la sustituta elija libremente a la pareja o persona a la cual desea ayudar. En este sentido, hay algunas gestantes que marcan sus restricciones. Por ejemplo, hay mujeres que solo quieren gestar para parejas heterosexuales o para personas de su mismo país.

Otro punto importante en relación a la sustituta, es la relación que van a tener los padres de intención con ella durante el embarazo.

Hay parejas que entablan una verdadera amistad y consideran a la gestante un miembro más de la familia y hay sustitutas, por el contrario que prefieren no sentirse invadidas en su vida privada y mantenerse más distanciadas.

Es una cuestión de elección de cada uno, y por ello es importante que ambas partes se elijan mutuamente.

Comments are closed.

WhatsApp chat